Sabor y Lugar

Productos de la Tierra

Aceite

Aceite de Oliva Virgen Extra 2021

Las civilizaciones griegas fueron las primeras en integrar el aceite de oliva a su vida cotidiana. Se tiene conocimiento que desde el 2.000 a. C. esta cultura producía el aceite de oliva en cantidades considerables. El cultivo del árbol del olivo era una práctica importante en esta cultura, en la cual la explotación sistemática se producía mediante huertos y molinos rudimentarios. Con el paso del tiempo, el uso de este magnífico aceite se extendió por todo el mediterráneo, siendo los romanos los encargados de difundir su uso y cultivo a través de la península ibérica.

La producción de aceite de oliva llevó durante años a la Hispania romana a ser una provincia próspera e importante para el Imperio romano. La importancia del cultivo del árbol del olivo ha transcendido hasta nuestros días, siendo en la actualidad el aceite de oliva virgen extra uno de los productos estrella de España.

El aceite de oliva de Granada sigue siendo un cultivo estrella de la provincia. Existen más de 195.000 hectáreas que proporcionan toneladas de oliva así como una gran cantidad de puestos de trabajo.

Aquí tenemos uno de los mejores aceites con D.O. de los Montes de Granada.

Desde el siglo XVI existen referencias escritas al aceite producido en la comarca natural de la que toma su nombre esta denominación, situada sobre la Subbética granadina, limitada al norte con las provincias de Jaén y Córdoba, y al sur, con la Vega de Granada. Este aceite de oliva virgen extra posee un aroma y sabor afrutado, ligeramente amargo y cuerpo en boca. Se producen dos calidades: frutado intenso y frutado suave. Se elaboran con las variedades Picual (80%), Lucio y Loaime (15%), y Negrillo de Iznalloz, Escarabajuelo, Gordal de Granada y Hojiblanca (5%).

Los Aceites de Oliva Vírgenes Extra producidos en la zona tienen un aroma y sabor afrutado, que recuerda a las aceitunas recién molturadas frescas ó maduras, un sabor ligeramente amargo y cuerpo en boca, cuya intensidad varía en función del grado de madurez de la aceituna de partida. Su acidez es baja y sus colores oscilan en la gama del verde desde el verde más intenso hasta el amarillo verdoso.

En cuanto a su perfil lipídico, destaca el alto contenido en ácido oleico, que normalmente se encuentra por encima del 80%, llegando a veces al 83%. Presentan también una alta relación de ácidos monoinsaturados/poliinsaturados (12 a 20) y por tanto un alto valor dietético. Poseen una gran estabilidad química, aportada en gran parte por los componentes responsables del sabor amargo, que los hace más resistentes a la oxidación en comparación con otros aceites de oliva Vírgenes.

Filtrar por Subcategoría:
17 productos
   
de 17