Sabor y Lugar

Productos de la Tierra

Bodegas Fontedei

Fundada en 2005, Bodegas FONTEDEI (Fuente de Dioses) toma su nombre de la denominación romana del topónimo del actual municipio de Deifontes en la comarca de los Montes Orientales granadinos, conociéndose durante centenios como Fuente de Agua o Casa del Agua a causa del destacado papel que jugó el actual rio Cubillas constituyendo el principal camino de agua hacia los cultivos de Elvira e Ilurco.


En este municipio se ubican una parte de sus viñedos y la bodega, una antigua almazara de aceites con capacidad para elaborar y albergar unas 120 mil botellas, estructurada en base a dos naves principales. Una destinada a la recepción de uva y elaboración de variedades blancas, refrigerada para el control de temperatura en todos los procesos, y otra mayor, destinada a la elaboración y guarda de las variedades tintas.

Siempre bajo la dirección técnica de Antonio López de la Casa, la filosofía de esta bodega familiar desde que se adquiriese la cooperativa que fue en sus inicios, es la de poner en valor el patrimonio vitivinícola y la riqueza natural de nuestra provincia, donde la altitud resulta determinante en la calidad fenólica, además de contar con un clima y un agua privilegiados. Todo ello sumado a una clara apuesta por la calidad y respeto a la viña.

Antonio López de la Casa

Los más de 25 años de trayectoria hace que los vinos de FONTEDEI sean reconocidos y valorados por profesionales y consumidores como una referencia en nuestra zona de producción. Hoy día son comercializados fundamentalmente en Andalucía, Madrid, Barcelona y el mercado exterior.

VITICULTURA

Sus viñedos tienen el denominador común de la altitud, estando la media en los 1000 metros, lo cual favorece la aireación y por tanto la sanidad del viñedo que únicamente se puede ver afectado por el oídio en algunas añadas. La viticultura que se trabaja es la tradicional conservando cubierta vegetal en los linos de vid, arando y aportando agua a la planta mediante un complejo sistema de ferti-riego, que se restringe a partir de la época de envero provocando a la planta un mayor estrés hídrico. Esta restricción de agua junto con la poda en verde y el aclareo de racimos en ese momento del ciclo, nos permite dirigir toda la función de la fotosíntesis al fruto. La amplitud térmica entre el día y la noche de un clima continental muy seco hace que la maduración fenólica se lleve a cabo de una forma más lenta y compleja, consiguiendo así una gran calidad en este aspecto. Objetivo número uno de su enólogo.

Los suelos varían de las arenas, limos y arcillas de los Montes Orientales, a las pizarras con arenas en las zonas de la Sierra de Alhama y la Costa Tropical. Estos, en ningún caso son atentados con herbicidas ni productos invasivos para el ecosistema del viñedo.

La altura, el suelo y el saber hacer, intervienen de manera determinante para conseguir una maduración de la uva mucho más lenta y compleja en sabores.

VENDIMIA

La vendimia se realiza por variedades según el punto de maduración deseado de manera manual en cajas de 12kg en las primeras horas del día. En el mes de Agosto se suele recoger la Moscatel en la Costa y entre los meses de Septiembre y Octubre, según la climatología de cada año, se recogen el resto de variedades. Los viñedos se encuentran en su mayoría en escarpadas laderas, fundamentalmente en la Sierra de Alhama y en la Costa Tropical, donde se utilizan mulos para cargar la uva.

El transporte de la uva desde zonas más alejadas a bodega se realiza en cámaras frigoríficas, contando en bodega también con una zona climatizada y una cámara que mantiene la uva a 5 grados en perfecta conservación hasta el momento del manipulado.

ELABORACION Y CRIANZA

Una cuidada selección manual en mesa, el total despalillado de los racimos y un prensado suave son los métodos empleados para obtener un primer mosto de calidad que se trasegará sin tener contacto alguno con el oxígeno hasta llegar a los depósitos de acero inoxidable por parcelas y variedades, que tras la fermentación y estabilización se mezclarán para realizar la última fase de su elaboración, la crianza en roble francés.

Desde 2011 la propiedad de la bodega ha invertido en la modernización de equipos de frio y de recipientes de crianza en una clara apuesta por la calidad en esta última fase.

El parque de barricas está formado por unas 450 barricas de roble francés de Alier de 225, 247, 300 y 500 litros de 7 tonelerías distintas y diversos grados de tostado que Antonio selecciona y conjuga con maestría para aportar o restar tanicidad en función del objetivo deseado. Anualmente se renueva aproximadamente un 20% del mismo.

La sala de crianza se completa con 5 tinos de roble francés de 150 hl donde se realiza las fermentaciones alcohólica y maloláctica de su PRADONEGRO y 3 tinajas de terracota de 125 litros para el TINAJAS.

VIÑEDOS

Los viñedos de la bodega están localizados en distintas zonas geográficas de la provincia de Granada, con distintas composiciones geológicas así como con distintos climas, lo que ofrece una diversidad y expresividad característica a los vinos que Antonio elabora.

En Alhama de Granada se cuenta con 6 hectáreas propias en las que se cultivan Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah y Sauvignon Blanc.

En el sur del denominado Poniente Granadino, concretamente en la Sierra de Tejeda, al suroeste de Granada (continuación natural de la Axarquía) nuestros viñedos se encuentran a una altitud de 1.200 metros, lo que favorece una maduración de la uva lenta y compleja. Esto junto con los suelos de pizarras y arenas que mantienen la humedad hacen que la pluviometría media de unos 400l/m2 resulte la adecuada para mantener el equilibrio perfecto entre frutalidad y mineralidad. El vino AIXA en su totalidad, también gran parte de nuestro LINDARAJA más algunas variedades minoritarias para los coupages provienen de esta finca.

En Deifontes, en el llamado Sendero de las Fuentes, hay dos parcelas, una 5 hectáreas de Tempranillo y Garnacha, de la que proviene en su gran parte para el crianza PRADO NEGRO, y otra menor de unas 2,5 hectáreas de Garnacha plantada en vaso hace casi 50 años, destinada en su totalidad a nuestro reserva especial GARNATA.

Aquí, sus 700 m altitud media, la composición de sus suelos francoarenosos, y la cercanía al rio Cubillas, aportan mineralidad, profundidad y capacidad de guarda a las uvas obtenidas en estos viñedos.

De la comarca del Marquesado del Zenete, en la cara Norte de Sierra Nevada, nos llega una Chardonnay de altísima calidad que aporta estructura y cuerpo a nuestro ALBAYDA con crianza en Alier, cultivada a unos 1200m de altitud.

Y por último, en la Costa Tropical de Granada tenemos otra parcela de Moscatel de Alejandría, en laderas con pendientes de hasta el 60% siendo la altitud media de unos 700m, donde los suelos de pizarra y cuarzo y la naturaleza del paraje, confieren a esta variedad unas características únicas que en nada la asemejan a nuestro ZACATIN a otros vinos secos de esta variedad que se producen en la Costa Mediterránea.





No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado