Sabor y Lugar

Productos de la Tierra

El Corpus Christi en Granada.

La feria del Corpus es la fiesta mayor de la ciudad de Granada. La feria suele ser en el mes de junio pero no tiene una fecha concreta, depende de la Semana Santa. La forma de saber el inicio del Corpus es contar 60 días desde el Lunes de Pascua, primer lunes tras el Domingo de Resurrección, y nos dará el jueves del Corpus Christi, el día grande de esta semana.



Con más de quinientos años de antigüedad, estas fiestas fueron instauradas por los Reyes Católicos en el año 1501.

Forman parte de las más alegres tradiciones que conserva la ciudad y en toda su historia han servido de paréntesis en la vida cotidiana de los granadinos, propiciando unas jornadas de sana convivencia y divertimento.

Literalmente Corpus Christi significa 'cuerpo de Cristo' y viene del latín. Desde que Jesucristo instituyó el Sacramento de la Eucaristía en la Última Cena, ésta fue venerada por toda la Iglesia Católica. La primera Custodia de Granada fue regalada por la reina Isabel la Católica con la intención de convertir la fiesta del Corpus en la más importante de la ciudad.

Querían así los Reyes Católicos asentar la cristiandad recientemente llegada a la ciudad.

Esta procesión en Granada es muy larga, ya que además de la Custodia y la Tarasca, desfilan con sus insignias y estandartes: todas las autoridades locales y divinidades eclesiásticas, parroquias, cofradías, gremios, instituciones públicas y privadas, etc...

En la procesión del Corpus Christi se rinde culto a la Eucaristía, y para ello se acompaña a la Custodia por las principales calles de Granada y se ponen altares y toldos a lo largo de su recorrido.

Granada huele a Corpus y se viste de Corpus en estos días donde un completo abanico de acontecimientos culturales, entre los que destacan las fiestas taurinas, comparten el tiempo con las ornamentadas casetas y los trepidantes columpios del ferial.


Cada año, comienza un sábado a las doce de la noche con el encendido de las miles de bombillas de la portada, y termina el sábado siguiente con un espectáculo de fuegos artificiales.

Ambiente de feria, que se puede disfrutar tanto de día como de noche. El pasear de los elegantes coches de caballos cargados de gente vestida con los típicos trajes regionales, el ambiente flamenco, las casetas y todos sus adornos cuidados al mas mínimo detalle.


En la feria de Granada, a diferencia de otras, las casetas públicas se intercalan con las privadas de modo que el visitante pueda acceder libremente a cada una de ellas.

Durante la semana que dura la feria hay que destacar 2 procesiones que recorren las principales calles de la ciudad:

* La Tarasca, cada miércoles de feria, a media mañana, el contrapunto pagano a la fiesta religiosa, va acompañada de gigantes y cabezudos. Es la favorita de los niños. La Tarasca, es un maniquí que viste la ropa que estará de moda en la siguiente temporada, se pasea por toda la ciudad a lomos de un dragón que parece quedar rendido a sus pies. El secreto mejor guardado, es el traje que lucirá ese día la Tarasca. El Ayuntamiento de la ciudad otorga el honor de vestir y peinar a la Tarasca a diseñadores y peluqueros locales y siempre genera todo tipo de críticas.
A esta procesión se le llama 'la Pública' y, aunque sale también el jueves como parte de cortejo que acompaña a la Custodia, su día grande es el miércoles.

* La fiesta grande de Granada se organiza alrededor del jueves, salida del Corpus Christi. Ese día las calles se llenan de personas para ver la procesión del Santísimo Sacramento.


* El domingo de la semana siguiente a la festividad del Corpus se celebra una pequeña procesión en los alrededores de la Catedral, la Octava del Corpus.



¡Disfruta de la Feria! Aprende a bailar "La Reja" por cortesía del grupo municipal de bailes regionales.




No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado